Mientras Laura Acuña hace el ridículo nacionalmente por su disputa con el programa la