El musical chicago no fue la producción que se esperaba

Una producción como esta tiene un costo de 1.800 millones de pesos más o menos, dinero con el que acondicionaron el lugar, nueva silletería, luces, sonido, rubros, vestuario y adiós el 50% del presupuesto, 35% de publicidad, 10% alquiler del teatro, los derechos de obra son 150 millones y hay que pagarle a técnicos, orquesta, logística, elenco, salas de ensayo entre otros gastos.

 

 

«Un musical es muy costoso y los records de duración en Colombia son cortos. Nos hace falta saber del género, tener el hábito de ir a teatro. Y cuando uno funciona, alargar la temporada es complicado por que la sala no está disponible» fueron las palabras de Misi.

La expectativas con esta obra siempre estuvieron en un nivel alto y además el riesgo por ser tan pocas funciones, mucha gente ha desistido con este género por su complicidad; al parecer a los que asistieron no les gustó la obra o los arreglos al teatro fueron insuficientes, los asistentes se quejaron del vestuario, la silletería y hasta de la atención.

«el teatro pésimo, la silletería una parte son sillas rimax y las otras en aluminio sin espaldar, peores que las gradas del campin, peor que un teatro de pueblo, el sonido un desastre, lo que desdibuja muchísimo el musical, el vestuario de las bailarinas feísimo, me vendieron la silla en platea posterior fila A silla #23 la cual no existe, lo mismo le paso a mucha gente, las niñas que atienden al público vestidas como fufurufas de tercera “QUE FIASCO”» fueron las palabras de Raúl Rodríguez

«Cuando llegué al teatro… si es que se le puede llamar teatro a esa improvisación… me indican los señores de logística que lo sentían y que había un problema con las sillas, al parecer revendieron más de las boletas que tenían disponibles, como si fuera poco nos hicieron esperar más de 20 minutos para luego ubicarnos en una simple gradería… sin espaldar!! Que de hecho costaba más que la boleta que yo había pagado, hubo muchas personas con este problema, adicionalmente en la gradería improvisada se notaba el descontento de la gente, señoras y señores adultos mayores que tuvieron que irse del teatro porque no podían soportar el dolor de espalda. El espectáculo sencillamente fantástico, los actores geniales, la música soñada… pero el teatro absolutamente desastroso!! Que error hacer una obra de esta envergadura en un teatro de estas condiciones» Julián Cárdenas

Fuente: Cromos

 Sitioco

 

 

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *