Alejandra Azcárate se disculpa por su columna

ALEJANDRA AZCÁRATE SE DISCULPA POR SU COLUMNALuego del escándalo que causó su columna, en la que habla de las ventajas de ser gorda, Alejandra Azcárate ofreció disculpas y mil veces perdón, a quienes se sintieron afectadas por su opinión.

Alejandra Azcárate se dirigió a todas las personas que se sintieron afectadas por su ofensiva y desobligante columna, respondiendo a las críticas y el escándalo suscitado luego de sus palabras, ofreciendo disculpas, argumentando que jamás pensó escribir ese texto con el objetivo de ofender, irrespetar o herir a nadie.

Al parecer Alejandra Azcárate buscaba con su columna mostrar la realidad que tuvo que vivir, cuando aumentó de peso considerablemente, riéndose de lo que vivió en esa época, pero jamás imaginó que estas palabras hirieran a otras personas y hasta generara discriminación en un grupo específico de mujeres.

Además de ello Alejandra Azcárate menciona que a través de su vida y de su trabajo, lo que busca es dignificar a la mujer, por lo que muchas mujeres la encuentran como una aliada, una vocera y una amiga (jajaja), y, que su base siempre ha sido la alegría. Acepta que debió escribir su columna en primera persona, intentando expresar todo lo que vivió en su “triste” vida como mujer con unos kilos de más, por lo que todo se prestó para una mala interpretación, desembocando así una agresión masiva (y no es para menos).

En cuanto al rumor de que su columna es un plagio, Alejandra Azcárate responde que no es un texto copiado, pero que si se investiga a fondo existen muchos textos similares o casi idénticos, porque se trata de un tema que han tocado muchas personas en el mundo desde todos los puntos de vista, pero ella solo quiso plasmar su vivencia de manera divertida, porque ella sabe que a muchas mujeres les ha pasado lo mismo.

“Hice descripciones demasiado explícitas, salidas de contexto y fuera de tono que resultaron peyorativas, agresivas y ofensivas… A lo largo de mi carrera como figura pública, nunca mi perfil se ha centrado en el aspecto físico ni he sobresalido por ser una mujer frívola o vacía, sino todo lo contrario. Siempre he buscado representar a la mujer real, a la verdadera, con fortalezas, debilidades, virtudes y defectos en todos los aspectos; guerrera, trabajadora incansable, defensora acérrima de sus ideales y valiente a la hora de hacer planteamientos ideológicos alejada de los parámetros preestablecidos”, aparte del texto.

Alejandra Azcárate finaliza diciendo que merece y acepta con dignidad la inconformidad, las expresiones de rechazo, los madrazos y el repudio en contra de la columna que con torpeza redactó y de todo corazón una y mil veces perdón.

Sin embargo ante estas excusas ofrecidas por parte de Alejandra Azcárate, son muchas las mujeres que continúan ofendidas y a las cuales esas palabras las hirieron en lo más profundo, tocando sus fibras más sensibles. Las palabras se las lleva el viento, y, más aún cuando no se dicen con sinceridad, pero se le abona el hecho de querer disculparse con las mujeres.

Fuente: Alomujeres

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *